Iovis

Jueves, abril 17th, 2014

No me quiero terminar el paquete

Siento que si abandono su habitación, nunca podré recobrarla. Quiero esperar a que me consuma la ansiedad, a que los dolores de cabeza me terminen de apuntalar el cráneo y el cuello se me quiebre con el mismo sonido que producen las hojas rotas. No quiero regresar. Quiero aspirar el humo cálido, esconder mi cabeza entre almohadas ajenas, reírme como desquiciada, oír cuerdas vibrantes a media tarde y murmurar incoherencias sobre párpados violetas ajenos. Hay cuatro paredes que no me pertenecen ya, pero mi sombra se sigue aferrando a un espacio-tiempo determinado por el olor a alcohol y el sabor amargo de las píldoras sustraídas a escondidas.

No me permito salir de allí. Me atrinchero en lo indeterminado, no me defino porque (me) es imposible significar algo. Entrecierro los ojos, escindo-inhalo-destrozo los malestares y los transformo en sucedáneos, caracterizaciones y evocaciones sin alma. Todo esto es mío.

Exhalo. El placer de la omnisciencia es una traición esférica. No tengo adónde ir, pero siempre hay estados precisos para perderme. Nunca persevero, no lucho por cosas que no dependen de mí.. Y ahora, que es demasiado tarde, ¿de qué sirve lamentar los daños? Ella no va a volver, él no quiso verme. Los extraño y los detesto, a ambos, pero ya no queda más que hacer.

No puedo dormir, pero el olor de las hojas quemadas me reconforta. Mi cuello se va quebrando, mis tacto se siente frío e impersonal y la gravidez de mi cabello no me pertenece ya.

Coral caves

Martes, abril 15th, 2014

 


And I set down onto love 

When you tell me that he stayed out, all along
You tell me that he stayed out, all along

Everyone’s around, you stayed in tonight 
It was right on time 
He was just an old friend 
I wasn’t around, you stayed in tonight 
It was just right time 
He was just an old friend 

And I set down onto love 
When you tell me that he stayed out, all along
You tell me that he stayed out, all along

 

Natura morte

Martes, abril 8th, 2014

Un buen día, te despiertas y te das cuenta de que está haciendo frío. Lo sientes.
Minutos después, te pones a pensar y se te aflojan las córneas. No puedes controlarlo.
Horas más tarde, sientes. Sientes, sientes, sientes, sientes y sientes. Te sientes miserable, triste, ansioso, ¡pero sientes! Estás tan fascinando por ese torrente de emociones aparentemente olvidadas, que llegas a creer no haber sentido nada durante siglos. La situación es extrañamente familiar, pero nueva y abrumadora a la vez: es como tener otros ojos, otra piel, otras entrañas, todas dueñas de sus propios recuerdos.

Es como romper el contacto con los espejos y desdoblarse, mirarse a uno mismo a través de una presencia externa pero no ajena.  El hielo se quiebra: el caudal de las emociones sube a la superficie, inunda y descongela los restos de escarcha que aún persisten en su ensimismamiento. No hay nada que preservar: la naturaleza posee su propio ritmo, desconoce sus motivaciones y enloquece a quien las pretende develar.

Una suerte de desesperación (la plena conciencia de las pérdidas) se manifiesta en forma de pesar y melancolía. No obstante, su contacto es cálido: ¡de ella emana vida!

Nunca, al experimentar tanta tristeza, me había percatado de la plenitud que implica el mero hecho de sentir.

el Ello

Domingo, marzo 23rd, 2014

“¿Qué se supone que debo hacer si mi Venus cae en conjunción a un Sol-Marte?”, preguntó con curiosidad. “No tomar la iniciativa”, sentenció la vieja tuerta. La mujer tenía dos lunares que sobresalían por encima de sus párpados secos, los cuales le servían para atemorizar a los sumisos y respetuosos chiquillos que iban a depositarle un par de billetes a cambio de información irrelevante acerca de aspectos irrelevantes.

“Ahh.. Tú tienes a Venus unida a Júpiter en Escorpión, el más infame de los doce”, susurró con voz hueca y tenebrosa al chico más afable del grupo. “El sol cae durante el tiempo en el que gobierna La Balanza. Su señora, Venus, se encuentra potenciada por Júpiter en un signo abyecto. A tu vida llegarán desgracias ocasionadas por mujeres viles”. Dicho esto, se hizo el silencio en la estancia. Otro joven se aproximó a la anciana, quien lo miró con sorna y exclamó “¡Y tú, niño, fobia de Orión y espurio de Marte! Tu hermano recibirá primero lo que es tuyo, y por ello reñirás con tu madre. Antes de llegar a la adolescencia, cuando Mercurio progresado se una a tu Plutón natal, dicho hermano morirá”. Presos del pánico al oír la disparatada profecía, ambos huyeron. Intuyendo lo que me esperaba, pasé a realizar la pregunta:

“¿Qué se supone que debo hacer si mi Sol-Marte cae sobre sus Venus?”

La vieja me miró con desprecio y altanería, pero pronto su semblante se relajó y empezó a reír a mandíbula batiente. “Concebida por Marte, arrogante y temeraria, hija de dos maléfico y escoltada por las luminarias…  Muchos serán tus pesares y pocas tus alegrías. Pelearás tus propias batallas y, cuando no quede enemigo más por exterminar, te empaparás con la sangre que has derramado. Entonces, hurgarás sin remordimiento alguno dentro de las entrañas del Libriano de hace un momento, y te la beberás toda hasta morir envenenada”.

El sueño de la razón produce ___

Sábado, septiembre 28th, 2013

El revoltijo impositivo nos instaba a ser meticulosos de forma extraoficial. La inconstancia de los cánones era, ante todo, una necesidad recesiva: teníamos que donar las células muertas antes de caer en cuenta de que lo más indicado solía ser, en resumidas cuentas, inaccesible. Nos dirigían con el convencimiento absoluto de quien maquina un genocidio ajeno, trágico e impersonal. “Cuidémonos de los pasajeros ambivalentes”. La disparidad de los objetos se manifestaba en sus palabras: “Obedezcan las normas. La sintaxis es la máquina del auto-sometimiento. Si la adoptan, vibraremos como cataplasmas”. 

Nunca le pude decir lo mucho que para mí significaron sus constantes agravios. ¡Qué exquisitos, cuán temperamentales y sutiles! La crueldad de una criatura inocente es encantadora, pues surge con la pureza maniática e irreprimible de los visionarios: es un torrente de fuego incontrolado, que supera las fuerzas del agente y lo transmuta en medio de la catarsis.

Esas espadas, ¿nos herían para anticipar las estocadas de la muerte? ¿Eran meros rasguños de quien cree ir fortaleciéndose dentro de su propio cascarón? ¿Fueron parodias de prácticas perversas que solo se nombran de forma oblicua? ¡Quién sabe! No supimos elegir, apenas podíamos elucubrar.

Encuentro consuelo en las oscilaciones de mis pensamientos. Me refugio en la clandestinidad, en la lejanía y la petrificación de los recuerdos. Quedan grabadas las palabras que se repiten en un universo infinito;

 

MONSTRUOS

Saturninos

Viernes, septiembre 27th, 2013

Saturno transita por Escorpio, y en un par de meses: 1- Cuadrará a mi Ascendente (Ya pasó por allí, 7°44 de acuario)  2-  Formará un sextil con mi Neptuno natal  3- Formará un sextil con mi Urano natal  4- Hará conjunción con mi Sol natal  5- Hará conjunción con mi Marte natal  6-Hará conjunción con mi Luna natal  7-Hará conjunción con mi Plutón natal

Tiemblo

Eros/Thánatos

Viernes, septiembre 20th, 2013

Respiro aire-fuego-incoherencia/ El metal me calcina entre las cuerdas y no soy más que esclava / La muerte me recorre, lenta, como un palíndromo, en donde el nombre es consecuencia de lo que no quiero oír y todos los reveses se desligan hasta unirse de nuevo en su abominación

oh, yo aquí
soy nada

No puedo controlar el desvarío, la presencia de mis órganos se siente invasiva y no hay lo requerido para abandonar la coerción y regresar al estado polimorfo de antaño

Me deshacen los intentos de colapsar, solo el aire que ingiero como brisa y lleva oxígeno a mi cerebro me mantiene viva / Hay cápsulas-segundos en las cuales quisiera ser un montón de arena

(Y lo que quiero está regido por su propia ambivalencia)

No dispongo del ritmo ni la uniformidad, oscilo como un péndulo perpetuo que desconoce sus propios ciclos / Me destruyen las higueras que brotan de mi cabeza y devoran mis cabellos / Solo las bestias pueden escindirse y mirarse a sí mismas con desprecio

Oh, yo aquí
soy Nada

Plenilunio

Viernes, septiembre 6th, 2013

Inhalo fuego, exhalo hielo. Bloqueo mi mente y cauterizo las heridas. La culpa maquina su heroica huida. Vuelvo impersonales los recuerdos, los espolvoreo con la escarcha de lo ajeno. Me desdoblo (de nuevo).

Mientras el sol brille en el horizonte, la conciencia se encargará de justificar sus propios crímenes

Respiro el vapor helado de las noches que evocan su aroma. Me aferro a una almohada que ya dejó de pertenecerme. Duermo: mis sueños son todos pesadillas. Los instintos doblegan a la razón.

Apenas salga la luna, los monstruos irán a cazar

Martes, agosto 27th, 2013

 

Desperté mientras esta canción sonaba:

Martes, agosto 20th, 2013

Way back in September
I boarded the train
Neon lights guiding me
Far from where I came

I know you can’t remember
How this came to be
That you and I would pass the hours
Talking aimlessly

Autumn brought you to me
Speed from land to sea
Land to sea and back again
And now there’s only me
Alone

Tryin’ to get through to you, my dear
Oh, my angel, I’m
Tryin’ to get through to you

Dawn broke out the window
The glass filled up with pink.
You held my hand and told me
“Try hard not to think”
You probably can’t picture
The look that’s in my eyes,
But I will never forget
The heartache of your sighs

The slow train brought you to me
Fast train sent you back,
Sent you far from me and I’m
Alone

Tryin’ to get through to you, my dear
Oh, my angel, I’m
Tryin’ to get through to you, my dear
Oh, my angel, I’m
Tryin’ to get through to you

Tryin’ to get through to you

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.