Unodostres

Wednesday, September 5th, 2012

Últimamente se me ha dado por creer que voy a tener una muerte violenta – ¿Tú y tus tonterías de la moderna? – Ahora estoy probando con la medieval – Qué conveniente – No quiero que suceda pronto – A las once sale Fahrid Kahhat en RPP, creo que lo voy a ir a ver – Ese tipo es genial, dice cosas interesantes – Me agrada porque tiene correa y sentido del humor, le puedes poner un interlocutor completamente imbécil y él normal, lo ignora con gracia – Yo no puedo – No, tú no puedes, me harta tu belicosidad, pareces Carolina Aguirre – “Belicosidad”, marica imberbe, así hablan los señoritos. Su esposo es filósofo, me imagino que lo debe tener amaestrado – A los so-called filósofos les das una porción de terminología hegeliana bien pronunciada, ¡bendito sea el alemán!, y en un segundo los tienes comiendo de tu mano – Debo ser tolerante – No lo conseguirás – Pero lo puedo intentar – No, tú estás llena de cólera, y si no te gusta algo o lo ignoras o lo detestas – A ella sí – Siempre ella, ya cambia de disco… Hace un tiempo se llevaban bien – No, no, lo que detesto es su ambivalencia, su cariño superficial, su infantil engreimiento. Ella es superficial: le gusta conversar con los vecinos y desconocidos sobre cualquier cosa, prefiere hablar piedras a cerrar la boca, es amigable y siempre me hace sentir mugrosa y resentida, me abraza y a la media hora me dice que no soy nada, la detesto mierda, no sabes cómo la detesto, pero también la quiero porque sé que ella no tiene la culpa y porque, al fin y al cabo, ni se da cuenta de que en el fondo hubiera preferido que yo no existiera… y como existo, no le queda otra, se frustra y a veces se le escapa, no es culpa suya. Pero yo soy consciente y le quiero abrir los ojos, es decir, termino arrancándole los párpados (o intentándolo), y si la sangre nubla su vista, me ve como un monstruo y me desconoce, me dice que estoy llena de veneno y que me gusta herir a los demás, se victimiza y me hace sentir mal, ¡manipuladora! Si no cedo, al instante cambia de actitud y se convierte en la misma arpía controladora y vociferante, para luego ponerse nuevamente en plan de víctima con la idea de que alguien venga a rescatarla. No voy a negar que a veces me gusta provocarla, lanzarle dardos envenenados y ver cómo se revuelca en su autocompasión, decirle que es una hipócrita a quien nadie toma en serio, que se comporta como una niña, entre otras cosas.. A ella le gustan las reuniones, las fiestas, la gente, se lleva bien con todos y me dice que soy una apestada, que soy huraña y arisca, que hasta el gato ha salido a mí, que ella es alegre y yo soy una resentida, yo le digo que deje de fregarme y que mis defectos son cosa mía, ella sigue, le respondo, me dice que soy hiriente y que siempre reacciono mal, que ella no lo dijo a propósito, que me altero por todo, le digo que es una hipócrita, me insulta, llama al primero que pase por allí para que la “defienda”, se alucina princesa la muy cobarde, a veces quisiera decirle que su príncipe se burló completamente de ella. No quiero enfadarme, no quiero, pero me reprimo y luego estallo, a veces quisiera matarme o matar a alguien, cortarle los dedos a alguien, jalarle el cabello, sacarle las uñas, no sé ni qué me pasa, yo no me atrevería nunca a hacer algo malo porque también guardo mucho cariño a algunas personas y a las mascotas, admito que guardo mucho rencor pero también agradecimiento, carajo, soy la sombra de Iván y Dimitri, no creo en nada y ni siquiera debería hacer comparaciones, quienes se comparan con los personajes literarios son unos miserables de poca vida que confunden su mediocridad con grandeza, qué horrible es todo, es horrible no vivir sin odiar o amar, no vivir sin que el odio comprenda amor o viceversa, qué daría por un poco de templanza y autocontrol, ¡qué daría por madurez, por iniciativa, por dejar atrás esta roca fosilizada que llaman carácter! – Con todo lo que me has dicho sobre ella, cualquiera pensaría que hablas sobre ti misma – Carajo, ella también soy yo

Macabra macabra la pata de cabra

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s