Resiliencia

Sunday, May 26th, 2013

Y no sé qué sentir, porque siento con las vísceras y reemplazo los hoyos idealizados con estatuas amorfas que van cambiando de rostro. No sé qué me pasa, pero lo repudio en silencio; no sé qué me aflige, pero lo interiorizo y me repliego en miles de fragmentos.

Puedo interpretar el silencio que se distribuye en percusiones monocordes. Puedo escindirme, ser una y mil a la vez. Puedo quedar fascinada y asqueada a la vez. Puedo intuir el desenlace de los ramilletes de recuerdos que aparecen en los momentos menos esperados. Soy capaz de entregarme sin reservas a la contemplación silenciosa de criaturas repugnantes, pero no me pidan que exteriorice mi propia debilidad.

No sé qué me pasa, ni puedo intentar explicarlo. Pienso en niebla, cauterización y ruptura de límites. No hay nada más hermoso que amar por dos segundos aquello a lo que se destruye después.

Macabra macabra la pata de cabra

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s