Archive for the ‘video’ Category

KK

Thursday, September 27th, 2012

Terminé el libro. Iré a comprar la película más tarde y, de paso, conseguiré esa de Orlando Bloom que le prometí a M. Hoy vino a verme y nos la pasamos hablando del histrionismo, la psicología como juego de poder, la dependencia emocional y algunos temas similares. Me contó que había visto a Égona, Allison y Manuel apenas un par de días antes, y que la habían pasado genial (se fueron a tomar a San Marcos, al parecer). Yo le comenté que el megaterremoto que anunciaron las soviéticas resultó una farsa, ¡jamás ocurrió y perdí la apuesta que le hice a Arturo! Cuando terminamos de reírnos de mi credulidad, pasamos a..

EN ISAT ESTÁN DANDO “COOL HAND LUKE” CON PAUL NEWMAN en estos precisos instantes, 5:47 pm

Como decía, pasamos a hablar sobre las razones por las que las personas se aferran a ciertas creencias, justificaciones e incluso relaciones para no sentirse solos. Lo que me pareció confuso es que eso tan vago e impreciso que denominamos “soledad” engloba términos tales como rechazo, introspección, aburrimiento, inercia, abandono. Muchos de nosotros tendemos a asociar las manifestaciones externas de cambio con dinámicas constantes y vitales, opuestas esencialmente a la quietud o pereza inmóvil propias de la enfermedad y de la muerte. El hecho de que se nos haga necesario conocernos a través de los demás es, en primera instancia, provechoso; no obstante ¿reflejan los espejos algo más que las facciones y gestos de nuestro rostro? ¿No ocultan y simplifican -aunque a veces nos traicionen las emociones y de ello dé cuenta nuestro semblante- en general la complejidad de las motivaciones, aflicciones, deseos, vergüenzas y temores que se funden en lo más profundo de nuestro ser? El otro podrá conocerte en tanto tú se lo permitas: algunos aspectos de tu vida le parecerán perfectamente entendibles, mientras que otros le serán completamente ajenos e incomprensibles. La alternativa extrospectiva del terapeuta que señala quién cree que eres y por qué actúas de determinada manera solo tiene sentido si tú estás dispuesto a aceptar los límites y condicionamientos de un tercero que (con un poco de suerte) será capaz de visualizar la imagen general de toda esa masa pensante que eres tú, pero a quien inevitablemente se le escapan algunos inútiles y esenciales detalles. ¿Inútiles? Sí: al terapeuta poco le importará que ese episodio de DragonBall en el que asesinan a Krillin te haya resultado chocante, o que tus padres cambiaran de canal cada vez que una pareja se besaba. Esenciales también, porque uno solo recuerda lo que deja marca. Si nos remontamos a tu infancia lejana, tal vez caerías en cuenta de el hecho de que te muerdas las uñas tiene bastante que ver con las ganas que tenías de estamparle un puñetazo a ese amiguito que se llevaba tus colores durante la primaria, a quien tus padres consideraban particularmente encantador. Desmenuzar el pasado con la persistencia y pulcritud de un taxidermista no causa más que problemas, puesto que viejos resentimientos vuelven a escocer y es probable que tengamos la tentación de refugiarnos en la autocomplacencia o la culpa compartida. La introspección no sirve para encontrar chivos expiatorios en nuestra historia personal, ni tampoco para percibir en cada hecho fortuito la mano mágica del destino y la incapacidad de nuestros padres para evitar alguna catástrofe posterior.

Cuando hablamos de relaciones personales, M. utiliza dos categorías bien definidas: aquellos que pueden estar solos, en contraposición a quienes son incapaces de ello. Yo le dije que me parecía que el llamado “temor a estar solo” no era exactamente tal cosa, sino una especie de ansiedad propia de quienes necesariamente tienen que estar haciendo algo productivo. Así como algunas personas tocan madera para repeler el efecto de una maldición verbal, como aquellos que se persignan antes de un examen o incluso quienes presentan tics nerviosos, están también los que experimentan un terror inefable hacia el vacío que les produce pasar cinco minutos a solas consigo mismos. ¿Pánico-culpa de inutilidad infundido por padres que se empeñan en elevar a sus hijos al pedestal más alto de los seres humanos “profesionales”, “ejecutivos”, “exitosos”, “empresarios”, “importantes” y demás hipérboles propias del fundamentalismo de los negocios y demás prácticas impersonales? ¿Exigencias, castillos de nubes de una sociedad que esclaviza a sus vástagos y les quita el brillo de los ojos, el rubor de los ideales y la fe de un mundo mejor? Lo dudo. Todos los seres humanos viven para ver el auge y la caída de algún sueño: es el tránsito de quien planea, quien ejecuta y finalmente obtiene… o que simplemente fracasa.

Yo creo que las personas tienen temperamentos distintos. No es posible colocar a un literato en una obra de construcción y asegurar que tendrá éxito si se acostumbra, porque probablemente su misma disposición lo instó a elegir un determinado modo de vida y no otro. Asimismo, sería un sinsentido pedirle una explicación sobre la mecánica cuántica a un artista plástico, o la confección de un vestido de novia a un karateka. No obstante, sí me parece pertinente que todos y cada uno de nosotros penetremos de vez en cuando el fangoso mundo del autoconocimiento, que tantos problemas y alegrías es capaz de suscitar. A aquellos que, como mencionaba M., “no pueden estar solos”, los asocio con el movimiento libre y errático de quien busca su identidad en los demás, a quien la compañía ajena distrae del aburrimiento que produce contemplarse a sí mismo sin espejos o reflejos que exageren, trivialicen, excusen, justifiquen o amplifiquen su propia imagen. Tal vez, para ellos los demás constituyen una suerte de filtros de distintas texturas y colores en los que introducen su individualidad, esperando ansiosos a ver cómo ésta toma una forma diferente una y otra vez, que esencialmente sigue siendo la misma pero exteriormente va cambiando.

P.D: Espero llegar a tiempo al puesto de los DVD’s. Cuando vi la portada de Kevin, me acordé de Salazar (incluso se parecen). Me voy de una buena vez, sino cerrará.

Advertisements

The Accidents of Gesture

Monday, September 24th, 2012

 

You were wrong
you let hell invade you and you let me go
Love wants to be both gentle and cruel
You were a fool, you should have known

And would you wear berries in your hair
for this batallion of lovers?
And would you share this table
set among the stones of your brothers?

I thought I had no wish to protect you, to conquer you
But now I have turned to you
So leave death and come to me
You will see, I will leave no scar on you

For you were meant to be with me, here
For we are built, trained, conditioned to disappear
We shall stay in the shadows, in the meadows afire
as thieves for hire
And we shall remain invisible, for we travel light
For we do not rush toward the light
For we dance if we can with our eyes closed
all along the borders, all along the road

And we shall make our movements lighter
like the boys on the wire
To regain the joy and fierceness
of the essentiel man
Cool out here, beside me
cool out in the sands of Spain
cool out and wash yourself in milk again

And now you shall moan and you shall weep
and you shall loathe the other cheek
my friend, you can’t pretend to know life in every breath
to wound my pride, to envy death
you didn’t come up with this cure and rest assured
your longings never seemed pure
and each time I will come
each time I will be another
a sinner, a saint, your enemy brother
I shall make you say please
I shall have you on your knees

wir haben unsere Welt verloren
was übrig bleibt schleppen wir jetzt in Koffern
durch halb Europa
an alle Welt uns ausgeschenkt!
vom Leben unbesiegt
was uns eint ist der Verzicht!

Zorba

Wednesday, September 19th, 2012

Y no la quería ver (así como tampoco quería saber), pero terminé cediendo al impulso. Me gustó porque era chocante e irritante, porque a cada rato me ponía en el lugar del simpático inglés y pensaba “Si yo fuera él, lo primero que haría sería mandarle una patada al infeliz vividor que da vueltas como animalito”. Oh sí, entre griegos se entienden, pero ¿A QUÉ VIENE TANTA COMPLACENCIA? Y comentan -en off- la influencia de las dicotomías nietzschanas y dicen que Kazantzakis era también filósofo.

A mí no me cae el sileno: no puedo soportar su falta de autocrítica ni ese exuberante optimismo que deposita en la providencia. Me desagrada su pragmatismo seco, me incomoda su sexualidad descarnada, me repugna su risa tosca y el uso indiscriminado que hace de su simpatía. Puedo imaginarlo como una especie de fauno errante, incapaz de asentarse tanto espacial como metafóricamente, una criatura que se exculpa con la misma facilidad con la que se aferra a la circularidad del carpe diem. Es curioso cómo hace para dividir sus convicciones con descaro, extrayendo conclusiones impresionantes que, solo si se las contempla desde una perspectiva panorámica, se muestran regidas por su verdadera motivación: el oportunismo. Aquello que le conviene recordar (por consecuencia, de lo que puede aprender) se separa de aquello que ha interiorizado apenas como si se tratase de un par de párrafos memorizados, hecho que le permite desvincularse emocionalmente de “lo que sucedió”.

El inglés, por otra parte, vendría a representar la antítesis apolínea de Zorba. Es tímido, vive de sus ideas y reflexiones, le entrega su confianza a un Zorba que se presenta a sí mismo como hombre de mundo, es escéptico y no cae en el patetismo visceral que constituye el fuego que crepita en el alma del griego. En un inicio, se niega a acostarse con la viuda; en el momento en que abandona (por así decirlo) su pedestal, sucumbe ante las exigencias de un mundo al que es completamente ajeno. Este hecho se evidencia durante la lapidación de la mujer, en donde Basil apenas atina a mandar a llamar a Zorba y a observar a lo lejos el maltrato de aquella con quien había dormido la noche anterior.

La escena del asesinato de la mujer me resultó verdaderamente estremecedor (junto con la de la muerte de Bouboulina, de la cual no hablaré) precisamente porque Basil permaneció impotente, asombrado pero incapaz de separarse de la multitud vociferante y acudir en defensa de la viuda. Mi primera reacción fue pensar que fue una actitud cobarde, pero luego reflexioné y pensé: ¿habría el acudido al lecho de la mujer en cualquier otra ocasión? Vale recordar que se encontraba ebrio y que estaba completamente afligido, fuera de sí. El hecho de que el vino (símbolo de Baco) haya resultado una especie de detonante de las pasiones no exploradas de Basil me hizo pensar en Zorba: ¿no fue éste quien le exhortó a acudir al llamado de la mujer, tratando de convencerlo de su ausencia se interpretaría como desprecio? ¿no insistió en numerosas ocasiones, a pesar de la actitud pudorosa de Basil? El característica dominio inglés se vio dominado por la sangre griega (vale aclarar que Basil se crió en Inglaterra, pero uno de sus padres era griego) que bullía en su interior y se personificaba en Zorba.

He allí que ese “despertar” corresponde no solo a la imagen del excéntrico Zorba que vivía libre, sino también a la sangre griega que la educación británica había, aparentemente, civilizado. Dionisio y Apolo se encuentran en las experiencias y disposiciones, en los sucesos y temperamentos; así, Basil no supo cómo reaccionar ante una población indómita dispuesta a lapidar a la viuda, precisamente porque ante tamaño despliegue de pasiones volvió a aflorar su lado racional. Probablemente pensó que no podía hacer nada, que el pueblo tenía sus propias tradiciones, que había mucha gente y lo matarían a él también, etc…; el caso es que pensó y no actuó. Zorba, por otra parte, reaccionó instintivamente al ver que los lugareños se disponían a asesinar a una mujer. Muy aparte de que él estuviese al tanto de las tradiciones, costumbres e idionsicrasia propia de los griegos, en su carácter se deja entrever esa especie de consideración/condescendencia con las mujeres, a quienes considera criaturas débiles a las que es preciso proteger.

Lo que más me llamó la atención fue el mensaje que, en mi opinión, se revela entre líneas: la adecuación. Basil, como buen Apolo, no se encuentra a gusto en los bacanales de Dionisio. Puede intentar desprenderse de esa racionalidad y camuflarse entre los sátiros, pero ¿hasta qué punto? Hablar de polaridades es hablar de ángulos que es preciso trascender e integrar. De esta manera, el conflicto (el asesinato de la viuda) podría constituir la destrucción del espectro del paraíso apolíneo, incluso más que el despertar sexual. El sexo es transitorio, la muerte es infranqueable. Basil vive ambos sucesos de manera atropellada, casi sin espacio para diferenciar y reflexionar sobre dichas experiencias por separado: una vez pasado el umbral, le es imposible habitar el estado de placidez en el que antes se encontraba su conciencia.

Who stole the sun from its place in my heart?

Saturday, April 28th, 2012

 

My heart is like the heavens; it’s a place for those who hate
My soul is like the winter; hosting symbols of our fate
My sperm conceives forever; making omens come alive
We exist without salvation; we are born just to die

Who stole the sun from its place in my heart?

My mind is like a diamond; like a dream that can’t be breached
My soul is like a demon; setting fire to your dreams
My body is your temple; it extends beyond the lie
Not to find my way to paradise; my eyes have been cut out

Who stole the sun from its place in my heart?

My arms are like the branches; of the tree that never dies
My heart was filled with laughter; like the madness in your eyes
My fingers are like daggers; scratching symbols in your skin
We exist beyond redemption; no salvation without sin

Who stole the sun from its place in my heart?

My lips are like the morning; turning darkness to delight
My eyes reveal your secrets; I see fire in your eyes
My blood will flow forever; like a stream that never dies
Not to speak of heaven falling; my tongue has been cut out

Who stole the sun from its place in my heart?

After Hours

Monday, March 12th, 2012

One, two, three / If you close the door / the night could last forever / Leave the sunshine out / and say hello to never / All the people are dancing / and they’re having such fun / I wish it could happen to me / But if you close the door / ‘d never have to see the day again / If you close the door / the night could last forever / Leave the wine-glass out / and drink a toast to never / Oh, someday I know / someone will look into my eyes / And say hello / you’re my very special one / But if you close the door / I’d never have to see the day again / Dark party bars, shiny Cadillac cars / and the people on subways and trains / Looking gray in the rain, as they stand disarrayed / oh, but people look well in the dark / And if you close the door / the night could last forever / Leave the sunshine out / and say hello to never / All the people are dancing / and they’re having such fun / I wish it could happen to me / Cause if you close the door / I’d never have to see the day again

3,14

Friday, February 24th, 2012

En estos momentos podría fumarme lo infumable y atragantarme con las estrellas giratorias del infinito, tu infinito. Has sido bueno. Cilindro vitráleo y wonder woman se entrelazan, se rajan las cuerdas vocales y vibran como si alguien les pegara unas cariñosas puñaladas entre los omóplatos. “No voy a abrirle la puerta a ese bastardo”, dice, y se ríe como la hiena vulgar que siempre ha sido. “Brincas como cabrito”, vocifera alguna voz desde el cielo. “El amor de mi vida tiene nombre de apóstata y feminicida”, responde alguien que bien podrías ser tú (o yo).

Un espejo refleja a otro espejo, y así sucesivamente.

Monday, February 20th, 2012